Último Número (9no)                                                Editorial

 

El proyecto Léxicos cuenta su primer año en la red, entidad virtual en la que paradójicamente, o ya no tanto, las nociones de tiempo y espacio lucen cada vez más frágiles. No por ello se caerá en la trampa de ignorar una intensa actividad humana e intelectual de fondo, dejándose arrastrar por una obstinada denuncia de aplanamiento y automatismo, asociada a las nuevas o, igualmente, ya no tan nuevas tecnologías.

 

En respuesta, Léxicos reivindica la voluntad de confrontar no sólo múltiples vertientes de conocimiento sino también distintas y diametralmente opuestas corrientes de pensamiento. Cuatro ediciones electrónicas pasan y con ellas se sedimenta el terreno del diálogo, del debate, de la sana polémica, teniendo como único norte el ineludible y a veces intrincado ejercicio de dar cuenta de un otro. ¿Este terreno de intercambio, no contradice de lleno la supuesta ‘ubicuidad obnubilante’ de la Internet? Parafraseando a Umberto Eco: es precisamente el no ver todo de una vez, lo que funda la comunicación.

 

Lejos de constituir una restricción, el archipiélago de posturas encontradas no hace sino darle el carácter que este proyecto necesita y aspira profundizar. Ello da cuenta de un público cada vez más numeroso, exigente, participativo, en un ámbito difícil de manejar por lo vasto, como lo es el ciberespacio. Igualmente, da cuenta de una cierta política editorial que implica adoptar el cruce de ideas como principio ético de base. Los riesgos de intransigencia y disenso gratuito que esto conlleva han sido minimizados por una tribuna de excelentes colaboradores a lo largo de este año.

 

La última edición de este primer año en la red se inspira en tal principio, a saber: la promoción de un lugar abocado a la confrontación de ideas en movimiento, de momentos de referencia para un mundo igualmente en movimiento, montable y desmontable según su tejido social se lo permita a sí mismo. Léxicos asume plenamente dicha permisión dentro de su política editorial e invita a sus lectores a expandir los resultados de esta elección hasta sus últimas consecuencias.

 

Finalmente y no menos importante, hemos venido realizando esfuerzos en mejorar el disfrute de nuestros lectores optimizando algunos aspectos, tanto del diseño como de la plataforma tecnológica. En esta edición el lector encontrará algunas novedades que esperamos le reporten mayor satisfacción cada vez que visiten nuestra (su)  Revista de Cultura y Ciencia.      

 

Atentamente,

el equipo de editores y redactores.