Entre  piedras y basura fermentada

Tarek Ode

 

ahí vivo

 Debajo

en aquel peldaño que nunca quisiste descender por miedo a ver mis ojos llenos de

heroína

 

Inhalo tu nube fría

Tarek Ode

 

con mi alma vieja juegas en mi trono de asfalto incandescente

eres la apisonadora que me empuja al suelo

en un gran día de tinieblas

con las marionetas de los espasmos avanzando hasta mi filo

 

Te amo como el cerdo la mierda ama

acabas y te reproduzco de nuevo en mi fosa

oyendo las botas alejarse

 

Y soy feliz como una naranja sin sal

 

Amantes y viajeros en la sauna del sudor que excreto

A ti mis manos rotas y el cielo muerto

 

En mi cloaca de espuma amo la suciedad que me brindas en cada sorbo de vena

 

Soy tuyo

tuyo

cómo fui de mamá en su vientre

 

A través de los campos llegaste a mi pradera de doce años

Tarek Ode

 

cerca de mi lecho a mi cuerpo perfecto

En la noche estrellada soñando con margaritas fuiste amapola loca

yo salvaje corcel pataleando el polen de China

Te mantuve dentro para olvidar respuestas, Navidades

Juntos, juntos confiando

 

Al llegar la noche Jesús marchó a salvar todas las almas pero olvidó la mía

y la piedra nunca tuvo forma

 

Fuiste el amor, los rostros, ropajes y el pavimento negro de la noche

mi recto sediento de sucio

ese billete perfecto al trono

y lágrimas marrones

 

Llorando cada gota de polvo asesino hasta la puerta de la cloaca

matando a mamá y a María

Árido como el desierto

homicida como alacrán

muerto como Peter Pan sin niños

 

Por favor coge mi mano y condúceme a casa

miénteles, miénteles mi vida

y dame algo que necesito robar el valor de las estrellas que se mide en mi vena

antes, un poco antes de la traición de las luciérnagas

Vendré tu alma mañana si me amas

si las baldosas se rompen con el peso de las burbujas

 

Viajar, es mi viaje sólo mío

Cariño échame un vistazo y déjame fluir en la media noche

solo en la poza del líquido ambiótico de mi casa

  

No hay nada bajo las sábanas

Tarek Ode

 

aunque yo esté ahí

son las sábanas que secuestro hasta tu partida

 

Pronto asfixiaré mis venas lejos de tus ojos de culpa

las calles rotas y manos de madera cerca de tu corazón piadoso

Humano

efímero

como menhires quietos

de tal suerte mi sagrario quieto

 

Cuando te has ido ella y yo

el precio y yo

la miseria en el jardín de la madre asustada por la mañana

si, soy tu hijo

pero no soy yo

es ella

y el mar que arrastra las semillas de tu  vientre al hueco de tu refugio

 

No quiero tus besos ni piedades sólo descanso del miedo

Soy eso, ya te lo dije un día

y todo lo que trae consigo tener dentro el veneno

.